La Guerra Civil española es el resultado de una crisis social, política y religiosa interminable que castiga al país desde finales del siglo anterior. En el año 1923, el general Primo de Rivera intentó poner orden en el reino siguiendo el ejemplo de algunos de sus contemporáneos, como italiano Mussolini o el turco Moustafa Kémal.

 
Los republicanos, los grandes vencedores de las elecciones regionales del 12 de abril, proclaman la República el 14 de Abril de 1931. El rey Alfonso XIII abdica y deja España con los honores militares. Una constitución democrática entrará en vigor cuando la izquierda se lleve las elecciones en junio.
 
El 29 de Octubre de 1933, José Antonio Primo de Rivera funda “la Falange”. Esta organización predica la constitución de un Estado nacionalista.
 
Las elecciones legislativas del 16 de Febrero de 1936 una coalición de izquierdas llamada el "Frente popular " constituido por republicanos, socialistas, militantes del Partido obrero de unificación marxista (POUM) y por comunistas, se lleva las elecciones en España contra el “Frente nacional” y el centro. El republicano Manuel Azaña, líder del frente popular, es el encargado de formar el nuevo gobierno.
 
 
 
Una imagen de Manuel Azaña.
 
 
Elegido presidente de la República el 10 de mayo de 1936, Azaña nombra a Francisco Largo Caballero, socialista próximo a los comunistas, a la cabeza del gobierno. Los choques entre republicanos y nacionalistas provocarán el comienzo en España de la guerra civil. El periódico oficial del PSOE titula: « Haremos lo mismo que en Rusia », titular que no ayudó en nada a calmar el ambiente y a tranquilizar a los opositores.
 
A partir de esos momentos, el país vive oleadas de violencia callejera que tienen su punto álgido en el asesinato del diputado monárquico José Calvo Sotelo, el 13 de julio del mismo año, poco después de haber sido amenazada por Dolores Ibarruri “Pasionaria”
 
El diputado monárquico José Calvo Sotelo es asesinado en Madrid por oficiales republicanos. Este asesinato acelera los acontecimientos. Aunque los generales Sanjurjo y Mola ya planeaban una conspiración nacionalista desde hace unos años (por eso el gobierno legal había apartado en efecto a estos responsables militares del país. Sanjurjo estaba en el exilio en Portugal, Mola en Pamplona y Franco en las Canarias), este acontecimiento, la muerte de Calvo Sotelo, es la impulsora de estos para llevarlo a cabo. Además, este hecho también hace que Franco decide aliarse con ellos para llevar a cabo esta conspiración.
 
Por tanto, los tres generales se aliarán para quitar a los Republicanos del poder, haciendo así estallar la guerra civil española.




Comentarios:

 




Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.